domingo, 26 de agosto de 2012

Aljibes de Cabo de Gata (Andalucía, España) (I)

El Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata Níjar, es una zona subdesértica del extremo suroriental de la península ibérica. Posee la menor pluviometría de todo el continente europeo, debido a que los vientos húmedos procedentes del Atlántico chocan con las cordilleras béticas, descargando el agua a barlovento (Granada), de manera que cuando sobrepasan dicha barrera física a sotavento (ya en Almería y Cabo de Gata) están secos, despojados de toda humedad.


Lo único que impide que el clima sea plenamente desértico es la proximidad del mar. Las altas temperaturas provocan una elevada evaporación del agua marina, lo que determina una considerable humedad ambiental, que con el frío de la noche precipita en forma de rocío. Son las denominadas "precipitaciones ocultas". Lo reseñado posibilita la pervivencia de una serie de interesantes ecosistemas como por ejemplo el azufaifar.

Azufaifo
Obvia decir que el factor limitante en esta zona es el agua. A lo largo de la historia de este territorio, el hombre ha buscado afanosamente la forma de captar y almacenar ese preciado líquido, tanto para su propio uso (doméstico) como para los animales y el riego. Las soluciones adoptadas son originales y variadas, pero en este primer artículo nos referiremos sólo a los aljibes.

Aljibe. Cortijo de dña Francisca
Los habitantes de este espacio árido han logrado sobrevivir lejos de fuentes y manaderos, utilizando para ello sólo el agua que descargan las tormentas. Para conseguirlo tienen que capturar el máximo posible de agua en el escaso tiempo que duran estos fenómenos meteorológicos, utilizando para ello aljibes como el de la imagen.
Los aljibes son depósitos que sirven para almacenar las aguas de lluvia procedentes de áreas lo más impermeables posibles tales como laderas rocosas o microcuencas, las cuales corren libremente y se dirigen mediante un canal al receptáculo.
Poseen planta rectangular y cubierta de bóveda de medio cañón. Se asociaban a la ganadería cercana o trashumante (para el uso doméstico se usaban los tanques, que ya veremos en el siguiente artículo).

Esquema de un aljibe
Las dimensiones más corrientes de los aljibes oscilan entre los 6 a 10 mts en su lado mayor, y en torno a 5 mts de anchura; con una profundidad del vaso o depósito interior, de 4 a 6 mts bajo el nivel del suelo. Para extraer el agua cuentan con una polea elevadora.

Vista en perspectiva de un aljibe. Al fondo la cuenca de recepción con forma cóncava
Adosado al exterior suele haber receptáculo para colocar los cántaros, pileta para la colada y abrevadero para el ganado.

Pileta para la colada en un lateral del aljibe
Por último reseñar que antes de llegar las aguas de escorrentía al depósito interior del aljibe se las suele hacer pasar por un pequeño decantador para clarificar el agua, eliminando un alto porcentaje de sólidos en suspensión.

Aljibe del cortijo El Fraile. En primer plano decantador previo al depósito del aljibe para eliminar los arrastres y sólidos en suspensión que suele llevar el agua de escorrentía


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada